miércoles, 14 de octubre de 2009

Testimonio del último Taller de Mandalas




Mi experiencia con el taller de Mandalas: Por Marcela Fernanda Ramirez


“Las cuatro sesiones de mándala fueron una revelación interior. Conocí una herramienta muy profunda, donde pude en un primer instante, callar mi mente y abrir un espacio para escuchar mi voz interior. Era esa voz que se expresaba en el papel, sin ningún criterio técnico ni de belleza, y quedaba reflejada en una figura que pareciera susurrar algo, sólo comprensible por mi ser.

Ahora sé que cuento con una herramienta más y que amplié mis opciones para escoger aquella con la que yo me sienta mejor en determinada situación de mi vida.

Por ahora mantengo disponible cerca de mi cama, papel y colores, y en cualquier momento tengo un encuentro con mi propio Ser.

Mil gracias Susana por abrir estos espacios.”


jueves, 3 de septiembre de 2009

"Solo se volverá clara tu visión

cuando puedas mirar

en tu propio corazón.

Porque quien mira hacia fuera sueña

Y quien mira hacia dentro despierta"

Carl Jung


MIRÁNDONOS CON LOS OJOS DEL ALMA A TRAVÉS DEL MANDALA

Por: Susana Guerini -Ecuador


Mi viaje con los mandalas ha sido un viaje mágico lleno de reconocimiento, de descubrimiento, de plenitud. Un viaje que quiero compartir y que quiero expandir con los demás en constancia de mi propia experiencia y agradecimiento a la vida por habérmelo puesto en mi camino.

Empezó ya hace unos 9 años cuando mis primeros trazados eran tan sólo círculos. Al principio para mí sin mucho sentido, pero poco a poco iba creando con los círculos muchas imágenes y fue así cómo empezó mi relación íntima con los mándalas. Una relación amorosa, que me sostiene, acompaña y acoge.

En un principio mi mente, mis conceptos eran una barrera para poder soltarme. El “tengo que hacerlo correctamente”, el que “quedara lindo para los otros”, el que “tiene que ser simétrico”, el que “deben combinar los colores”, todos estos impedimentos aparecieron en mí y fueron soltándose poco a poco a medida que seguía con mi práctica de los mándalas, entregándome y rindiéndome ante mi propio Ser. Y es que no estamos haciendo una obra de arte, estamos sacando lo que llevamos dentro

Es una herramienta que no depende de otros, sino de uno mismo. Diseñar un mandala es posible para cualquier persona sin excepción. Es una herramienta que se la puede aplicar en cualquier lugar y cuándo más lo necesitamos está ahí a nuestra disposición como un regalo para nosotros mismos y para los demás.

Creando mandalas en mi propio lugar de mi casa, en la playa con un bello atardecer, en un avión usándolo para mitigar el miedo al avión , en donde fuera, me acompañaba la necesidad de crear mandalas. Acompañada por música y ambientes abiertos, en soledad sin otros, en compañía perfecta ..conmigo misma.

Dar a luz un mandala es un acontecimiento de creación única, auténtica, venida desde nuestra profundidad. El círculo sagrado emerge desde nuestra situación interna a través de colores y formas en una danza instintiva que nos ayuda a vernos, a comprendernos, a manifestarnos.

En un ritual de auto-integración, nos dejamos fluir y nuestra inspiración para la creación de un mandala es nuestro propio interior que quiere manifestarse, que quiere darse a conocer y ponerse a nuestro alcance.

Mandala tras mandala a través de éstos años me han acompañado y me han sostenido en las noches oscuras del Alma, brindándome calma, orden, claridad en mis procesos. Mandalas de todo tipo, todos válidos, todos únicos e irrepetibles. Lápices de colores, acuarelas, acrílicos, conchas, tierra, pasteles, pintura de mano, todo es posible con imaginación y conexión.

Se despierta lo dormido, se conoce lo desconocido en uno, se activan los procesos ocultos en todo un maravilloso proceso de creación donde uno es el autor y protagonista. Al crear un mandala estamos trabajando por y para nosotros mismos. Limpiando la mente, dejando a un lado todo lo racional y lógico guiándonos con nuestro corazón como brújula hace que el mándala sea una herramienta de crecimiento y desarrollo interno única y valiosa.

Entre numerosas terapias y herramientas que he experimentado, la creación de mándalas es la experiencia más integradora y enriquecedora que he tenido. No hay relación dependiente de terapeuta-paciente, ni maestro-alumno, ni shamán-cliente, aquí sólo estás contigo mismo, re-encontrándote, re-descubriéndote, y apoyándote a ti mismo con el corazón abierto. Porque sólo lo Divino sabe exactamente cada paso, cada sentimiento, cada proceso que vives.

Las virtudes terapeúticas del mándala es que permiten recobrar el equilibrio, re-conectarnos con nuestro Ser, permiten que se orden nuestro interior, dan lugar a que se manifieste nuestra energía creativa, conceden una calma interna y un mayor conocimiento de uno mismo.

El mandala es una ayuda terapeutica de gran valor, un campo intuitivo de autoayuda.

En cada color, en cada línea trazada te entregas siendo color, siendo forma, siendo líneas, siendo la misma energía y empiezas a rebozar de conexión con lo más esencial. Y sabes que estás sanando, sabes que el universo entero está dentro de ti y que te estás comunicando con las más altas vibraciones porque formas parte de éstas. Te estás haciendo un regalo, estás haciendo un regalo al mundo.

En el acto de crear un mándala se entra en un estado de meditación y contemplación.

Crear un mandala nos permite crear una organización interior en nosotros mismos cuando nos sentimos demasiado cansados o agotados por pensamientos negativos. Crear un mandala nos brindará paz interior cuando nos encontremos en momentos de mucha tensión y angustia en nuestras vidas.

Finalizar el mandala tras un tiempo sin tiempo y contemplar al “recién nacido” , a esa parte nuestra desde todos los ángulos, con una satisfacción interna y una sensación de completud. Entrando en una relación íntima con él, meditando y honrándolo….honrándoMe, sin emitir juicio alguno.

La creación de un mandala es una experiencia que hay que vivirla para poder conocerla y comprenderla totalmente.


Próximo Taller de Mandalas:

"El Mandala: nuestro terapeuta interno" se inicia el 15 de Septiembre/09

Más información : momentoabsoluto@gmail.com

martes, 9 de junio de 2009

ESTANDO JUNTOS Y HABLANDO DE DISTANCIA....




Estando juntos y hablando de distancia…


En este mundo globalizado cada vez se encuentran más parejas, amores de lejos, y gente que vive el famoso dicho de “amor de lejos….amor de pendejos”. Y es que hace muchos años cuando tu Romeo tenía que irse a otro lado, eran pocas las Julietas que se quedaban esperando. Nueva tecnología como el Skype, Messenger, Facebook, entre otras.., han ayudado a acortar las distancias. Se volvió fácil, esto de tener novio de lejos, y la agonía que nuestras abuelas tenían que pasar al esperar recibir en el correo una carta, ahora es cuestión de minutos, o inclusive menos. El amor a distancia parece ser una nueva moda en la sociedad de ahora y cada día hay mas parejas que se están uniendo a esta nueva forma de vivir, y aunque es muy criticada, tiene muchas cosas buenas atrás, enseñándonos que no hay distancias, sino las que nos ponemos nosotros mismos.
El amor a distancia siempre ha sido criticado, y dichos como “amor a distancia..amor de pendejos”, o puede ser también “amor a distancia, felices los cuatro”, han desmoralizado a muchos, y es que mantener una relación así, no es fácil. Se necesita de dos para hacer que funcione, de citas para encontrarse frente a la computadora, y de costosas cuentas de teléfono que pagar, y no todos tienen la paciencia para lograrlo. Es una idea innovadora, y una en que el romanticismo del momento lleva a las parejas a decir “si” podemos seguir, el amor no sabe de millas, te amaré por siempre, y a dedicarse canciones de Silvio Rodríguez, Leonardo Favio, o Ricardo Arjona. Pero al pasar el tiempo, las cosas se vuelven más difíciles, y es ahí cuando el amor se pone a prueba ya que se puede ver la realidad atrás de la relación
Muchas personas están con alguien por su físico, su dinero, su forma de besar o que tan buenos son en la cama. Al estar en una relación en la que todo esto deja de existir, las personas se enfrentan con una conexión que aunque virtual, puede llegar a ser más real que la que tenían antes. Frente a un computador, no hay malos días de cabello, no hay un “te invito al cine” ni un “mi carro nuevo”, Solo hay palabras, y tiempos y largas horas para conversar. Las personas llegan inclusive a saber más del otro, aprendiendo a comunicarse mejor, apreciarse y esperarse. Y si, es cierto que no están juntos físicamente, pero probablemente una pareja que ha podido mantener una buena relación estando lejos, esta más cerca, que cualquier pareja que se encuentra lado a lado. A la final, la distancia no existe, somos nosotros la que la creamos. Con el trabajo, la televisión, noticias, radio, iphones y peleas. Y si nos ponemos a pensar, estamos viviendo relaciones a distancia todo el tiempo sin darnos ni cuenta. Que irónica que es la vida, que alguien se tenga que ir, para entonces sentirnos más cerca.

Por Daniela Guzmán

Planeta Tierra
Nacido en el año 2005

HERMANO PÁJARO


Vuelvo a la naturaleza cada vez que necesito guía y acompañamiento. Me siento identificada con los pájaros, encuentro parecidos…..ambos tenemos alas no?? Sin embargo cuando siento la maravilla de su realidad, el plumaje de su amor, la sabiduría de sus ojos……………me siento pequeña, pequeñísima, tan pobre que no les llego ni a las patitas.

Te honro hermano pájaro, te alabo y me postro ante ti, te pregunto: ¿eres felíz?...seguramente eres muy feliz siendo lo que eres, pero él me contesta: “qué es ser feliz??.................y es que en ti no hay felicidad ni tristeza, simplemente no existen para ti esas dualidades.

Me asombro, me maravillo y me sobrecojo………es extraordinario!!!!!!!!

Recibo tu enseñanza con mucha gratitud pero hay pena en mi corazón porque qué difícil es para el ser humano igualarte. La mente, las divisiones, los juicios y calificativos no nos dejan ver, no nos dejan “Ser”. Se puede Ser a ratos pero así totalmente como tú hermano pájaro es imposible.

Bríndame tu amor, tu ejemplo, acobíjame con tus alas, dame la sabiduría de tus ojos, y enséñame a volar, volar hacia la eternidad para fundirme contigo y ser contigo pájaro y ser contigo amor.

Susana Guerini

miércoles, 1 de abril de 2009

Cuerpo, Sentimientos y Meditación

Osho Bhadra Ecuador presenta el taller:


CUERPO, SENTIMIENTOS Y MEDITACIÓN


“La vida debe ser vivida en todas sus dimensiones, sólo así es rica.

Incluye todo…sé todo.

Haz las cosas de todo corazón, con tanta intensidad como seas capaz.”

Osho



¿Te ha pasado que empiezas bien tu día,

y una situación difícil te trastorna y pierdes tu centro?


¿Se te hace difícil mantenerte relajado ante los desafíos de estos tiempos de crisis?


Cuerpo, Sentimientos y Meditación te ofrece una oportunidad para aprender a manejar los sentimientos llamados "negativos",para re-conectarte con tu cuerpo y para encontrar tu paz interior.


Este taller se va dar en un hermoso lugar en plena naturaleza cerca de dos ríos, lejos de nuestras preocupaciones y rutinas esclavizantes.

Es una opción diferente de aprovechar del feriado de Semana Santa.


En ese espacio y tiempo vamos a:

  • Recuperar nuestra conexión natural con el cuerpo a través del Yoga del Ser
  • Conocer como integrar nuestros sentimientos por medio del método de la Aplicacion de la Facultad Integrativa (A.F.I)
  • Explorar la conexión de Cuerpo, Sentimientos y Meditación



Instructores:
Demian Zur Strassen demian2@freenet.de
Susana Guerini momentoabsoluto@gmail.com



Fecha: 10, 11 y 12 de Abríl

Lugar: Osho Bhadra Ecuador



oshoecuador@hotmail.com - momentoabsoluto@gmail.com

domingo, 8 de marzo de 2009

Regresando al Ser...




REGRESANDO AL SER..........
Por Susana Guerini
Momento Absoluto


Vivimos en un mundo desequilibrado donde todo está regido por lo externo, donde nuestra atención está puesta hacia fuera y de eso se encarga muy bien el sistema, de confirmarnos que somos infelices porque no tenemos tal o cual cosa, que estamos llenos de “carencias” y que lo que tenemos ya no sirve, tenemos que seguir consumiendo para poder pertenecer, para poder estar en lo posible a la par de los demás y no sentirnos fuera de foco.

El camino a la felicidad se convierte en consumir

y seguir a la masa viviendo una vida sin sentido

pero eso sí muy segura, estable y cómoda

y si no eres uno de esos que cumple con los “requisitos”

te otorgan el membrete de “fracasado”.

Consumimos, fingimos, siguiendo imágenes falsas, modelos de vida, modelos de carro, modelos de éxito, modelos de casas, modelos de maridos y esposas, modelos de vacaciones, modelos de educación, modelos de ropa y hasta queremos parecernos físicamente a determinadas modelos para poder sentirnos pertenecidos a lo que exige esta sociedad material.

Seguimos paradigmas obsoletos

como autónomas haciendo “nuestra vida”

que ya hace tiempo a dejado de ser nuestra….

pues nada hemos elegido desde nuestro Ser.

Esta sociedad y cultura que nos atrapa y nos hace entrar en un círculo vicioso de consumo y falsedad que lo único que nos dá es una “satisfacción temporal”.

Lo externo nos envuelve, nos manipula y nos controla y nosotros…como esclavos caemos en ese caminar hipnotizados ignorándonos…olvidando quiénes somos realmente y para qué estamos en este planeta.

Son tiempos de crisis y de cambios fundamentales y es imperante que permanezcamos con nuestra atención hacia adentro, que despertemos al recordarnos, que encontremos la vía de regreso a nuestro Ser.

Tarea de valientes, de guerreros conscientes que quieren liberar al Ser de los velos de la ignorancia, que quieren establecer ya un contacto real con el Ser profundo que habita en cada uno.

Es hora de volver hacia adentro y anclarnos en nuestro Ser

para que nada externo nos saque de nuestro centro

y poder llegar así a vivir una vida auténtica.

Modelando a nuestro propio Ser

estaremos re-uniéndonos con lo que somos

e integrándonos con los demás y con la naturaleza.

jueves, 5 de marzo de 2009

Compartiendo


AGRANDANDO LA FAMILIA

Es ahora que cuando hablo de familia hablo de hermandad, de hermandad entre todos los seres humanos, antes no me cabìa esta idea en mi cabeza, familia… , la palabra familia automáticamente era considerada como la familia nùclear, la familia chica comprendida por mi esposo, hijos, luego mis papàs, hermanos, luego tiòs, primos y luego quizàs parientes lejanos, hasta allà podìa extenderse esta palabra y era una palabra conceptual que ya estaba guardada en mi disco duro como tal ….una palabra vivida a medias.

Si bien en mi educación catòlica se mencionaba la hermandad del hombre y a Dios como padre, esto no hacia huella en mì, no tocaba mis entrañas..eran tan solo palabras que no tenìan vida ni experienciaciòn pero que tampoco lo refutaba.

A medida que fui creciendo, a medida que fui desapegando-me, que empecé a vivir situaciones diferentes en mi vida saliendo de mi "mundito" es cuando empecé a encontrar hermanos, encontrar familia: hijos, padres, madres, hermanos se reflejaban en cada ser que podìa contactar y fue una revelaciòn total para mì, la consciencia de ser parte de una hermandad del hombre empezó a florecer y a expandirse en mi concepto chiquito de familia. Podìa recibir el amor de padres, de hijos, de familia por cualquier ser humano que se presentaba en mi vida dàndome una mano, apoyàndome cuando lo necesitaba, prestándome su servicio y tras de todo eso………el Padre de Padres Viviente y Hacedor por excelencia…….què maravilla!!

Y empecé poco a poco a usar la palabra "hermana", "hermano", con quienes podìa conectar de corazón a corazón, al principio sonaba medio raro, me sonaba a monjitas y curas, tambièn me sonaba a los años sesenta de los hipies donde todos se llamaban hermanos, pero a medida que lo iba pronunciando y hacièndolo verdad esta palabra sonaba con màs resonancia y fuerza Divina y asì se fue multiplicando pues al oirla salir de mì otros se atrevieron a decirla, a sentirla y tuvo efecto dominò.

Fui adentràndome en este nueva capacidad de ver màs allà y me encontrè no solo con Amor sino tambièn con oscuridad y fue precisamente esa oscuridad la que me separaba de los demàs porque no querìa aceptar que su oscuridad era la mìa tambièn, que todos cargàbamos con lo mismo……. y ese era precisamente el trabajo màs difícil, còmo hacer para no identificarse y para conectarse directamente con el Ser del otro, trabajo arduo porque mueve lo mìo y la labor es repolarizar, repolarizar hasta que la victoria del Ser Absoluto sea manifestada.

Venimos al mundo bajo un nùcleo de familia, nos recibe una familia chica quien nos dà la acogida y tempranamente empezamos a identificarnos como parte de una familia, donde vamos percibiendo el rol de los padres, hermanos, tios, primos etc.y asì la linea de consanguiniedad và abrièndose quedando màs distantes de los parentescos lejanos y sentimos que lo màs cercano, lo que conocemos, lo que nos han inculcado son nuestra familia y tomamos asì posesiòn y pertenencia de este concepto. Mientras màs lejanos los parientes menos familia se sentìa.
Y asì crecemos envueltos en el concepto de que la lìnea de sangre es la que determina la familia propia, el resto son otros……los demàs no son familia y "tienen" su familia. Hasta en la familia está el concepto de posesión que nos marca y nos separa.
El paso siguiente es ir forjando familia, familias pequeñas y seguir con eses cìrculo tan limitado y al hacerlo nos separamos de los otros como si no fueran familia. Siguiendo los patrones familiares de generación en generación con el estereotipo del "padre", el estereotipo de "madre" y así sucesivamente cumpliendo roles impuestos y muy limitados.

Ya el maestro Jesùs el Cristo trajo hace màs de 2.000 años una nueva visiòn ampliada de la familia, fue èl quien precisamente nos regalò la hermandad del hombre y la filiación a un Padre en comùn. Sòlo de ahì surgirìa ya una visiòn ampliada de lo que es la hermandad del hombre bajo una soberanìa Divina.

Y se nos hace difícil concebir una hermandad del hombre porque nos sentimos separados, primero dentro de nosotros mismos y luego separados de los demàs, porque hay tantos conceptos dentro que cargamos que no podemos mirar al otro como parte de nosotros mismos. Hemos crecido de tal manera que nos sentimos separados de los demás por innumerables condiciones externas que se nos ha inculcado desde pequeños.

Y ni hablar de la casa……….del hogar, la casa como algo material y como una pertenencia que crea separaciones entre todos, y según sea la casa según la calidad de gente que eres, el tamaño, el lugar y los detalles determinan què tipo de ser humano eres pufffffff y asì ya desde lo elemental como es la familia y el lugar familiar empiezan en nosotros a grabarnos las diferencias y las separaciones con los demàs.

Crecemos con estas ideas en la cabeza limitados, condicionados y controlados en un sistema que nos obliga a separarnos inevitablemente. Consecuentemente la vida y las posibilidades se nos vuelven restringidas sintiéndonos ahogados dentro de este círculo vicioso, ignorantes de las abundantes posibilidades que el cosmos nos ha brindado y que lo tenemos en nuestros ojos pero que como es desconocido produce miedo.

Empezar a contactar a cada ser humano de ser a ser, de corazón a corazón y sentir que somos todos hijos, todos hermanos, en diferentes caminos pero hermanos al fin. Sentir que no estamos solos que hay una gran comunidad en este planeta que deseas sentirse equipo en este gran viaje de experiencia que es la vida.

La casa la llevamos dentro, el hogar, el gran hogar nuestro querido Planeta Azul, los hermanos todos los seres humanos habitanto la casa en común, la madre, la madre Tierra Contenedora y abundante que nos abriga y cobija, el Padre , el Padre en común que nos protege y nos ama incondicionalmente………..qué gran familia tenemos!!!
Susana Guerini

Conectándose de Ser a Ser


Amar a un ser humano
por Andrea Weitzner




Amar a un ser humano es aceptar la oportunidad de conocerlo verdaderamente y disfrutar de la aventura de explorar y descubrir lo que guarda más allá de sus máscaras y sus defensas; contemplar con ternura sus más profundos sentimientos, sus temores, sus carencias, sus esperanzas y alegrías, su dolor y sus anhelos.

Es comprender que detrás de su careta y su coraza, se encuentra un corazón sensible y solitario, hambriento de una mano amiga, sediento de una sonrisa sincera en la que pueda sentirse en casa; es reconocer, con respetuosa compasión, que la desarmonía y el caos en los que a veces vive son el producto de su ignorancia y su inconsciencia, y darte cuenta de que si genera desdichas es porque aún no ha aprendido a sembrar alegrías, y en ocasiones se siente tan vacío y carente de sentido, que no puede confiar ni en si mismo; es descubrir y honrar, por encima de cualquier apariencia, su verdadera identidad, y apreciar honestamente su infinita grandeza como una expresión única e irrepetible de la Vida.
Amar a un ser humano es ser suficientemente humilde como para recibir su ternura y su cariño sin representar el papel del que nada necesita; es aceptar con gusto lo que te brinda sin exigir que te dé lo que no puede o no desea; es agradecerle a la Vida el prodigio de su existencia y sentir en su presencia una auténtica bendición en tu sendero; es disfrutar de la experiencia sabiendo que cada día es una aventura incierta y el mañana, una incógnita perenne; es vivir cada instante como si fuese el último que puedes compartir con el otro, de tal manera que cada reencuentro sea tan intenso y tan profundo como si fuese la primera vez que lo tomas de la mano, haciendo que lo cotidiano sea siempre una creación distinta y milagrosa.
Amar a un ser humano es también atreverte a establecer tus propios límites y mantenerlos firmemente; es respetarte a ti mismo y no permitir que el otro transgreda aquello que consideras tus derechos personales; es tener tanta confianza en ti mismo y en el otro, que sin temor a que la relación se perjudique, te sientas en libertad de expresar tu enojo sin ofender al ser querido, y puedas manifestar lo que te molesta e incomoda sin intentar herirlo o lastimarlo. Es reconocer y respetar sus limitaciones y verlo con aprecio sin idealizarlo; es compartir y disfrutar de los acuerdos y aceptar los desacuerdos, y si llegase un día en el que evidentemente los caminos divergieran sin remedio, amar es ser capaz de despedirte en paz y en armonía, de tal manera que ambos se recuerden con gratitud por los tesoros compartidos.
Amar a un ser humano es ir más allá de su individualidad como persona; es percibirlo y valorarlo como una muestra de la humanidad entera, como una expresión del Hombre, como una manifestación palpable de esa esencia trascendente e intangible llamada "ser humano", de la cual tu formas parte; es reconocer, a través de él, el milagro indescriptible de la naturaleza humana, que es tu propia naturaleza, con toda su grandeza y sus limitaciones; apreciar tanto las facetas luminosas y radiantes de la humanidad, como sus lados obscuros y sombríos; amar a un ser humano, en realidad, es amar al ser humano en su totalidad; es amar la auténtica naturaleza humana, tal como es, y por tanto, amar a un ser humano es amarte a ti mismo y sentirte orgulloso de ser una nota en la sinfonía de este mundo.
"Quien mira hacia afuera, sueña; quien mira hacia adentro, despierta" Jung