lunes, 7 de septiembre de 2015

MANDALA INTUITIVO: nuestro Terapeuta Interno


Se abre un nuevo taller de Mandala Intuitivo el 15 de Septiembre/09.

Sanando desde dentro hacia fuera con los Mandalas es un taller donde aprenderás a conocer esta valiosa herramienta de crecimiento interno.
Pintar Mandalas es posible para cualquier persona sin excepción, no significa obedecer a parámetros externos como “bonito” o “simétrico”. Significa reflejarnos a nosotros mismos auténticamente.

Dar a luz un Mandala es un acontecimiento de creación única, auténtica, venida desde nuestra profundidad. El círculo sagrado emerge desde nuestra situación interna a través de colores y formas en una danza instintiva que nos ayuda a vernos, a comprendernos, a manifestarnos.

A través de un Mandala se despierta lo dormido, se conoce lo desconocido en uno, se activan los procesos ocultos en un maravilloso proceso de creación. Al crear un Mandala estamos trabajando por y para nosotros mismos.

Crear un Mandala nos permite crear una organización interior en nosotros mismos cuando nos sentimos demasiado cansados o agotados por pensamientos negativos. Crear un Mandala nos brindará paz interior cuando nos encontremos en momentos de mucha tensión
y angustia en nuestra vidas.


Fecha de inicio: 15 de Septiembre Duración: 4 sesiones de dos horas
Horarios: Opcional: Martes en la mañana 10:00am o
Jueves en la tarde 4:00pm
Costo:$50,00
Dirección: Gonzalez Suarez #15 e Interocéanica Tumbaco
Inscripciones a los telfs: 2376019 -093333913

miércoles, 7 de diciembre de 2011

Creencias equivocadas del camino espiritual




Cuando comenzamos a transitar el camino espiritual, buscamos la perfección en nuestras vidas. Tratamos de mejorar nuestro carácter, costumbres, ideas, alimentación, y hasta la vida social. A veces, hacemos "SACRIFICIOS" con el fin de alcanzar una vida más plena y feliz; sin embargo, muchas veces no llegamos al estado de éxtasis o plenitud que anhelamos. La decepción puede llevarnos a rechazar la disciplina que habíamos emprendido, o en el peor de los casos, puede desmoralizarnos a tal punto de pensar que “Dios se ha olvidado de nosotros”. En realidad los errores como tales no existen, pues todo nos conduce a un necesario aprendizaje. Todo es un asunto de consciencia que solo puede expandirse a partir de las vivencias que nosotros mismos hemos invocado, sin juicio alguno si tales experiencias son "buenas" o "malas".


El Universo funciona como una gran computadora: hay que saber presionar las teclas adecuadas para obtener lo que se desea. Cuando no lo estamos haciendo, la computadora se detiene, espera fría y silenciosamente la señal eléctrica correcta. El Universo tiene sus “teclas” y la metafísica nos las enseña. ¿Cuáles son? Algunas escuelas esotéricas han tergiversado estas enseñanzas, quizá sin ninguna mala intención, con lo que han llevado a muchas personas a cometer "errores" y a frustrarse en sus expectativas.

Algunos de los "errores" más comunes son los siguientes:


1. ENVOLVERSE EN UNA BURBUJA DE PROTECCIÓN, O EN UNA LUZ, O EN COLOR, O PEDIR A ÁNGELES, O CUALQUIER OTRA FORMA QUE PROTEJA DE LOS PELIGROS QUE EXISTEN AFUERA

Lo único que logra este tipo de ejercicio es fomentar la idea de que algo externo puede tener más poder que nosotros. Nuestra mente percibe que hay algo allí afuera que puede, por ejemplo, lastimarnos o hacernos daño. Pero, según las enseñanzas espirituales, TODO ES DIOS; por lo tanto, nada puede hacernos daño.


En realidad, debería practicarse algún tipo de ejercicio de reconocimiento de la seguridad personal. Este ejercicio podría decir: “Vaya donde vaya, estoy siempre a salvo, estoy rodeado de hermanos, vivo en el mundo que Dios ha creado y sólo veo amor en todas partes”. En síntesis, al elegir qué ejercicio mental o meditación hacer, se deberá buscar aquel que nos recuerde la naturaleza divina de la vida y no el peligro que percibe nuestro ego.

Muchas personas creen que repitiendo ciertas afirmaciones pueden transformar su situación personal, lo que encierra un "error". No son los pensamientos lo que determinan nuestra realidad sino nuestras “creencias”. Solamente los pensamientos que hemos interiorizado y tomado como nuestra verdad son los que se manifiestan. Dicho de otra manera, aquello que sentimos internamente que es así, es lo que toma forma en el mundo externo.

La mente humana produce un promedio de 60,000 pensamientos diarios, la mayoría de los cuales son negativos para quienes se encuentran inmersos en los medios masivos de comunicación. Las afirmaciones son necesarias para lograr implantar una creencia nueva en nuestra mente subconsciente y la repetición de estas afirmaciones es un procedimiento adecuado, pero hasta que no le agregamos la emoción o sensación que acompaña a esa idea, no la interiorizamos como una verdad dentro de nosotros.


La repetición de palabras carentes de emoción no es efectiva. Por lo tanto, si yo repito “Vaya donde vaya, estoy siempre a salvo” pero no me siento realmente seguro, de nada me servirá. Es necesario seleccionar ejercicios mentales, meditaciones o visualizaciones que fomenten las creencias de: paz, armonía y prosperidad.


2. ENVIAR LUZ A OTROS PARA QUE MEJOREN

Se puede enviar luz o energía a otras personas para que se curen de cierta enfermedad, para que mejoren su situación económica, su vida afectiva, y demás. Sin embargo, la mayoría de estos ejercicios se parecen más a una forma de manipulación que a una verdadera ayuda espiritual.

Primero y principal: si se va a ayudar a otro, hay que asegurarse de que la persona lo pida y lo necesite. Si esto no se da, tenemos que trabajar con lo que estamos percibiendo, porque “el problema” es algo personal que nos atañe a nosotros mismos y no a la persona que está sufriendo. Si la persona a ayudar esta inaccesible o inconsciente, habrá que pedírsele permiso a su alma y recibir confirmación de alguna manera antes de proceder.

La mayoría de los problemas o enfermedades son sólo momentos de prueba que está viviendo un individuo; son necesarios y muy útiles para el “despertar de su conciencia”. Nunca sabemos en realidad desde afuera cuán importante puede ser para cada persona la situación que está atravesando en determinado momento. Podemos percibir esa situación como algo terrible, doloroso, injusto o innecesario, pero cualquiera sea nuestra interpretación nunca será correcta ni completa.


El enviar la luz a la persona podría incluso hasta acelerar o entorpecer su ritmo personal. Nuestra intervención es innecesaria y, la mayoría de las veces, no es más que un deseo egoísta de que la persona resuelva rápido su problema porque éste nos despierta angustia o dolor.

Personalmente, recuerdo que una vez se acercó un amigo íntimo a decirme que estaba muy preocupado por mi situación. Yo le respondí que su preocupación no me ayudaba, que si realmente quería hacer algo bueno por mí, tenía que confiar en mí y saber que mi Guía Interior me revelaría en el momento adecuado lo que yo necesitaba hacer.

En lugar de enviar luz a otros cada vez que veas una situación difícil, comienza por enviarte luz a ti mismo para que tu Guía Interior te haga ver la Verdad que está operando en dicha situación.


3. CREER QUE VAMOS HACIA DIOS, QUE EVOLUCIONAMOS ESPIRITUALMENTE

No vamos hacia Dios, YA ESTAMOS EN DIOS! Todo lo que nos rodea forma parte del gran cuerpo universal de Dios. No evolucionamos espiritualmente. Nuestro Espíritu es Perfecto y Completo; no puede ni tiene que evolucionar. En realidad, es un problema semántico, ya que la evolución espiritual no existe. Lo que queremos significar con eso es el despertar de nuestra Conciencia a esa perfección y cuanto más rápido lo hacemos, más plenos y felices vivimos.


Tal vez el "error" provenga de las enseñanzas religiosas que nos dicen que Dios está “en el cielo”, como si nosotros estuviéramos separados de Él. Nosotros y el “cielo” somos UNO, y debemos aprender a reconocerlo y a vivenciarlo; en eso consiste nuestra Evolución de Conciencia o Despertar Espiritual. Conócete a ti mismo -profundamente- y despertarás de toda ilusión y engaño implantado por agentes exteriores a ti.

4. ANGUSTIARSE O PREOCUPARSE CUANDO HAY UN FAMILIAR ENFERMO O ATRAVESANDO ALGÚN TIPO DE CRISIS

En nuestra cultura está bien visto que uno se aflija o sufra a la par de sus seres queridos; sin embargo, eso sólo aumenta el pesar. Si interpretamos nuestro pesar desde otro nivel, esto significa que creemos más en el poder de la enfermedad o la crisis que en la solución.

Cuando te afliges por la enfermedad de un ser querido, agravas esa enfermedad, le das más fuerza y poder, alimentando a la víctima en su propia victimización. La solución es hacer un esfuerzo personal y reconocer que, más allá de nuestro entendimiento, hay una Inteligencia Superior que está actuando y que tiene el poder de restaurar completamente a nuestro ser querido, si así lo desea dicha persona. Lo mismo ocurre con cualquier tipo de problema o crisis. Si nos afligimos, es porque nuestro ego ha aceptado que hay una fuerza más potente que el Poder Divino.


5. CREER QUE UNO HA SIDO “ELEGIDO” POR DIOS

Muchas personas que estudian en escuelas esotéricas se sienten especiales y evolucionadas. Sienten que Dios los ha conducido al lugar adecuado para su crecimiento y evolución; que la información que va a recibir es muy importante y no puede divulgarse a personas que no están tan evolucionadas, porque no tienen la capacidad para entenderla o para darle un buen uso. Esta presunción se convierte en una forma de arrogancia, nada espiritual, que nos hace pensar que somos privilegiados, especiales, elegidos, y que los demás están descarriados o perdidos en la vida.

Esta forma de arrogancia también se ve en las religiones que se sienten propietarias de Dios. Si uno no sigue su culto, está perdido. En el Universo existe un solo Dios y es el mismo para Todos. Los humanos inventan diferentes maneras de rendirle culto, crean dogmas y doctrinas, pero, en esencia, todos adoramos al mismo Dios.

Todos somos iguales ante los "ojos" de Dios. En realidad no existe tal Dios como lo que está pintado en las imágenes de la mayoría de las religiones estructuradas. Solo hay Existencia, el poder de la Vida, en sus multidimensionales e infinitas manifestaciones. Para La Existencia nadie está más adelante ni más atrás. Nadie vale más ni menos. Cualquier interpretación y clasificación como ser especial corresponde al terreno del ego humano y no al terreno de lo existencial.


6. SACRIFICARSE POR OTROS

No hay nada más inútil e insatisfactorio que sacrificarse por los demás. Las tareas que se hagan por los demás deberán hacerse con amor o, de lo contrario, evitarse. Todo lo que se hace con amor es placentero; por lo tanto, no pesa ni molesta. Por el contrario, todo lo que se hace con sacrificio genera presión interna, rencor, enojo, molestia y, a veces, hasta odio.

El sacrificio por los demás está aprobado socialmente y es muy bien visto. Uno puede sacrificarse, por ejemplo, por los hijos, por los padres, por la pareja, por la profesión, por los niños desamparados, por alguien enfermo, por la institución religiosa a la que pertenece, por la empresa que da trabajo. La lista podría ser interminable y no es más que un muestrario de la acción equivocada de nuestro ego.

El sacrificio va muy de la mano con la manipulación. Por ejemplo, una madre que ha dejado su vida de lado por los hijos, tarde o temprano, usará su postura como válida para exigir algo de ellos; el novio o novia que cambia su rutina y deja de hacer ciertas actividades por el otro tratará después de exigir lo mismo.

La próxima vez que vayas a sacrificarte por alguien, pregúntate primero si ese alguien te lo pidió. La actitud de mártir no lleva hacia Dios como muchos creen, sólo el camino del amor. Haz las cosas con amor o no las hagas.


7. DEPENDER DE AMULETOS, ESTAMPAS RELIGIOSAS, CRISTALES, VELAS, IMÁGENES, O CUALQUIER OTRO TIPO DE ELEMENTO

Es cierto que los materiales tienen su propia energía y que el contacto con ellos (en especial, con ciertos cristales cuarzos) producen cambios en nuestra vibración personal y ayudarnos en el proceso curativo. También es cierto que algunas figuras, imágenes y colores producen reacciones psicológicas que nos estimulan; a veces "para bien", otras "para mal".

Las estampas religiosas y otros objetos, tales como cadenas con cruces, estrellas de David y demás nos recuerdan nuestras posturas espirituales. El problema es que la mayoría de estos elementos se convierten en amuletos y les damos más poder del que en realidad tienen. Hay personas que se sienten indefensas sin su cruz, la estampita de su santo protector, su cristal preferido o cualquier otro amuleto de su preferencia. El amuleto pasa a ser Dios. Vivir pendiente de un objeto es limitar la Presencia Divina a ese objeto. Dios es Omnipresente: está aquí, allá y en todas partes.

Lo peor sucede cuando una persona extravía su amuleto o éste se le rompe. La mayoría de las veces esto se interpreta como un presagio de que algo malo va a suceder. Esta idea es producto de creer que la persona se encuentra sin su protección y que, en consecuencia, las energías negativas pueden afectarla. De esta forma co-crean su propio infortunio pues vivimos en un Universo Mental.

“Todo lo que Creemos se hace Realidad“. ¿Por qué no creer entonces que el mejor amuleto con el que cuento es mi Naturaleza Divina? Nadie ni nada puede despojarnos de lo que somos realmente. Pero para ello primero hay que concerse a si mismo. Solo así podras amarte a ti mismo, que es el primer requisito para poder amar a otro.


8. CREER QUE UNO PUEDE GUIAR A OTROS O QUE PUEDE SER GUIADO

Sentir que gracias a uno otras personas se iluminan o, al revés, que la presencia de otros nos devuelve la luz es pura ilusión del ego. La verdadera Guía es Interna, es tu Intuición, la Voz de tu Espíritu. Muchas veces esa voz coincidirá con lo que escuchas de afuera y pensarás que alguien te está guiando. Pero, apenas aceptes a alguien como tu ídolo, comenzarás a fabricar tu propia decepción. Ocurre lo mismo si alguien te ha entronizado y te ha tomado como líder; en algún momento los problemas de tu vida personal lo decepcionarán.

Todos aprendemos y enseñamos al mismo tiempo. Por tal motivo, es conveniente mantener una actitud receptiva hacia las señales que recibimos de nuestro entorno y ver qué resonancia producen en nuestro interior. No eres el salvador ni la guía de nadie. Ninguna vida depende de tus conocimientos ni de tus esfuerzos. Esto es cierto también al revés. Nadie te rescatará ni te salvará, excepto tú mismo.

El mejor Guía con que contamos está dentro de Nosotros. Nos habla con voz suave y paciente, sin obligarnos a nada; nos indica siempre el camino más corto y más feliz, nos da la idea más adecuada y la respuesta que racionalmente no podemos encontrar. Por eso, es conveniente practicar meditación y ejercicios de relajación para poder escuchar esa voz. Si vives de prisa, tenso, angustiado y con un ritmo acelerado, seguramente no oirás la “voz de tu intuición” y buscarás guías externas.

Hay personas que son muy positivas y estimulantes, y podrán ayudarte en un principio. Pero evita idolatrarlas y evita también ser idolatrado. Recuerda siempre que la “Guía más válida y acertada está siempre dentro de ti”.


9. CREER QUE LOS MAESTROS ESPIRITUALES SON AQUELLOS QUE NOS PROVEEN DE LA INFORMACIÓN TEÓRICA

Tendemos a caer muy fácilmente en la creencia de que las personas que nos enseñan son adelantadas y que ya han superado muchas pruebas en su vida. En algunos casos, esto es totalmente cierto; en otros, no. El hecho de que una persona transmita una determinada información no la coloca en un grado superior. Debes recordar que cualquier forma de idealización o selectividad corresponde al terreno del ego. De hecho son escepcionalmente pocos quienes viven autenticamente lo que predican.

Los verdaderos maestros espirituales son aquellos que nos ponen a prueba y vienen “disfrazados” de hijos, padres, jefes, amigos, enemigos, animales, plantas y demás. Son aquellos que nos traen problemas. Ellos son los que realmente nos enseñan las lecciones que tenemos que aprender porque nos ponen a prueba.

Todas las religiones del mundo enseñan que Dios es Amor, que vivir con Dios significa expresar Amor a los demás. Algunas personas asisten a templos, iglesias, o escuelas esotéricas, donde reciben esta información, pero luego van a sus casas y se pelean con sus familiares, critican a sus vecinos, odian a sus jefes, a los políticos, a los animales, a individuos de otras razas o culturas. Ellos todavía no han aprendido la lección y la vida los llevará a enfrentarse una y otra vez con la misma situación o persona… hasta que aprendan a mostrar amor.

Haciendo una comparación con la enseñanza tradicional, los líderes espirituales o religiosos son los “libros” que nos dan la información; las personas que nos traen problemas son los maestros que “nos toman el examen” para ver si pasamos la prueba o no. Existe una Ley en el Universo: Todo lo que nos molesta, complica, enreda, o todo lo que odiamos, se nos “pega”. Esto ocurre hasta que aprendemos a amar la situación. Entonces, ese problema o esa persona se convierten en el maestro espiritual de ese momento.


10. CREER QUE UNO NO PUEDE ENOJARSE, TEMER, O SENTIR CUALQUIER OTRA EMOCIÓN NEGATIVA POR ESTAR EN EL CAMINO ESPIRITUAL

Esta creencia nos lleva a una gran represión de la ira y de los enojos, que hacen su reaparición más tarde bajo la forma de rencor, crítica o rechazo. Mientras estamos en el plano terrenal, vivimos las sensaciones y las emociones de este plano. Algunas de ellas son muy placenteras, otras no. El tener un conocimiento intelectual acerca de la acción destructiva de ciertas emociones no las hace desaparecer.

Uno puede saber lo malo que es el enojo y, sin embargo, no puede evitar enojarse. En realidad, uno sí puede evitar enojarse, o asustarse o angustiarse, pero eso exige un entrenamiento. Durante dicho entrenamiento, hay momentos en que podemos dominar la rabia y la ansiedad, y otros en los que nada puede calmarnos. Una vez que aparece el enojo, lo mejor es descargarlo de la manera más positiva posible. Es mucho peor reprimirse e intentar decir: “Todo está bien en mi mundo”, cuando uno internamente está sintiendo el deseo primitivo de querer atacar a alguien.

La mayoría de las personas que transitan el terreno espiritual son muy exigentes consigo mismas y pretenden erradicar completamente de sus vidas este tipo de reacciones. Esto no resulta desacertado pero se logra a través de un proceso. Sé amable contigo mismo y, de vez en cuando, date el permiso necesario para maldecir, golpear un almohadón, gritar, llorar y expresar, como mejor te resulte, todas las emociones negativas que te toca vivir, evitando arrojar tu malestar sobre otros. Todo lo que hagas hacia otro te será devuelto con creces, al margen de que sea "bueno" o "malo" lo que hayas vertido.


Conclusión:

La mayoría de las creencias aquí enunciadas están generados por la actitud crítica de nuestro propio ego. El ego no puede desaparecer porque necesitamos de él para actuar en este plano. La “solución” es ponerlo alineado con nuestro Espíritu. Amablemente, le podemos decir al ego que: “A partir de ahora, deberá seguir las indicaciones de un nuevo Maestro amoroso, amable, paciente y permanente, que nunca juzga y que sabe que siempre estamos haciendo lo mejor que podemos”. Si seguimos las indicaciones de nuestro Maestro Interno, nunca podemos fallar.

APRENDE A CONOCERLO EN LA QUIETUD DE TU SILENCIO INTERIOR



Autor Desconocido

jueves, 29 de septiembre de 2011

REFLEXION





Siendo conscientes que el ser humano en su continua evolución, se ha visto condicionado, manipulado y sometido por el poder religioso; con una influencia social que a lo largo de la historia y en base a intereses controladores, egoístas y políticos, ha desembocado en un rechazo casi total hacia esas religiones que pretendían “salvarnos”.

Debido a falsedades, hipocresías, dogmas, mitos etc. que han usado con la intención de manipularnos, han conseguido una sociedad actual carente de valores como respeto, moralidad y ética; debido a esto han logrado tal escepticismo, incredulidad y desesperanza en el ser humano, que nos han abocado al consumo absurdo, la contaminación, la especulación, y muchos más sinsentidos.

Siendo como somos una civilización bastante adelantada tecnológica y “casi socialmente”; las religiones han conseguido un peligrosísimo retraso y desfase en lo que se refiere a crecimiento interior y despertar de conciencia en comparación con nuestro actual nivel cultural y científico; peligroso porque la ciencia y las tecnologías, sin una sólida base ético-moral que las equilibre, podrían llevarnos al caos total, a la destrucción de esta sociedad tal como la conocemos.

Y esto sucederá sí o sí, si no conseguimos motivar esos corazones escépticos; si no llevamos un mensaje de esperanza real y creíble a todos los hermanos incrédulos y desencantados que, aunque decepcionados, desean y anhelan una auténtica verdad creíble y sin engaños; una verdad que nos eleve y elimine las desconfianzas entre nosotros; una verdad que nos enseñe el auténtico respeto a las personas por encima de sus diferencias raciales y culturales.

Y me pregunto ¿Cómo podemos llevar esa auténtica verdad al mundo entero si a día de hoy la sociedad ya no cree en nada debido a las mentiras y engaños con que nos han machacado todos los responsables tanto políticos como religiosos?

¡¡Porque la verdad existe!! ¡¡Está ahí!!

Y no es necesario ir a misa ni santiguarse para encontrarla, entenderla, y sentirla. No es necesario seguir a ningún gurú, ni maestro, ni chamán, ni guía iluminado, ni cura, ni pastor, ni anciano; solo necesitamos creer en nosotros mismos; creer y sentir que realmente esa verdad existe y dejarnos guiar por nuestro interior, por nuestra intuición; siendo totalmente conscientes que disfrutamos de “libre albedrío”, una de las leyes básicas más importantes del universo.

Lo vuelvo a afirmar, ¡¡la auténtica verdad existe!! ¡¡No es una invención humana!!

Pero tenemos el gran inconveniente de que, la sociedad en general a la que intentamos llegar con información, con mensajes que son verdaderos y reales; información que existe, que es auténtica, pero al relacionarla con las religiones que nos han manipulado y mentido siempre, se convierte en información desvirtuada que se interpreta como mensajes vacíos de contenido usados para seguir engañándoles y dominarlos como corderitos.

¡Insisto! ¡¡La verdad existe, es real!!

Pero entiendo muy complicado que esta sociedad nuestra vuelva a creer que expresiones y conceptos como: Dios, Jehová, Eterno, Infinito, Espíritu, Hijo, etc. sean reales, auténticos y verdaderos.

Meditando sobre todo esto, opinino que llevar mensajes con palabras tan manoseadas como las de arriba, a pesar que definen conceptos reales, provocan una reacción inmediata relacionada con religiones interesadas y manipuladoras; hecho que me lleva a creer, que para tratar de invertir esa mentalidad, deberíamos cambiar dichas expresiones por otras más adecuadas a nuestra cultura actual.

Aunque eso no servirá de nada para aquellos que “creen” que son los “únicos y exclusivos” en todo el cosmos; sin embargo, los que realmente somos capaces de“creer” que en el universo existen otras inteligencias, otros seres parecidos o diferentes a nosotros; si realmente creemos que después de esta vida, disfrutaremos de otras vidas y oportunidades para rectificar errores y progresar hacia nuestro “hogar definitivo”, hacia la verdadera “LUZ ETERNA”; entonces, y solo entonces, podríamos concluir que todas las energías universales, a la fuerza tienen que “proceder”, “emanar”, “originarse”, “nacer” de “una fuente inagotable”.

Si podemos asumir coherentemente que esa “Fuente” es “Inteligente”; también deberíamos creer que dicha “Fuente” es conocedora de conceptos como “caos”, “orden”y “amor”; con lo cual también sabe que “caos” es ausencia de “orden” y “amor” de donde solo puede venir “destrucción”; concepto totalmente contrario a “orden” y “amor”que es sinónimo de “vida”, vida universal y eterna. Por lo tanto, si esa “Fuente o inteligencia” ha de “crear” o “diseñar” algo, ha de estar basado en la “energía del ordeny el amor”, porque lo contrario no tendría sentido.

Y pensando en “una fuente” de tal magnitud, de donde fluye tanta “energía”; al no poder esta “energía” estar directamente en contacto con nosotros porque somos creaciones físicas, me pregunto:

“¿Qué puede hacer una “Fuente Inteligente” para darse a conocer a “SÍ misma” y enseñarnos toda su estructura y gestión administrativa universal una vez que no nos es posible conocerla y experimentarla físicamente porque moriríamos, ni mentalmente porque todavía somos muy básicos para entender esa dimensión como seres duales y tridimensionales?”

Creo que lo más coherente e inteligente, es que nos envíen personalidades con modos, comportamientos y expresiones que nos resulten familiares según nuestra cultura para poder entenderlas y sentirlas más próximas a nosotros; con conceptos, mensajes y enseñanzas que podamos comprender desde nuestras limitaciones intelectuales más próximas a lo animal que a lo universal.

A partir de aquí es donde pienso que esa “Gran Fuente de Energía Inteligente” diseña y pone en práctica “El Gran Escenario Universal”:

Esa “Gran Fuente de Energía Inteligente” se define a Sí Misma como “Padre” (Expresión que se entendía hace 2000 años y entendemos ahora); y como tal, sabe y conoce que solo la energía amores la única que puede conseguir que toda la maquinaria universal funcione ordenadamente. Llegado a este punto, considero lógico y coherente que esa “Gran Fuente”, “Actor Principal” o “Gran Padre Amoroso”, a su vez cree un “Hijo”, igual al Padre pero dotado de una personalidad, energía espiritual y características individuales que nos resulten familiares, comprensibles y observables para nuestras limitadas mentes humanas.

De la colaboración entre estos dos “Grandes Actores Principales” Padre e Hijo, nacerá un“Tercer Gran Actor” al que la “La Gran Fuente de Energía Inteligente” le llamará“Espíritu Infinito”, fenómeno que más o menos podríamos definir como la energía que percibimos cuando sentimos la necesidad elevada y altruista de servir a nuestro prójimo, “a nuestros hermanos”.

Esta sería, de forma sencilla y entendible, la “Familia Original-Universal” de donde nacerán o se co-crearán el resto de personalidades universales espirituales que colaborarán con nosotros (criaturas básicas); y nos mostrarán el camino de forma sencilla según nuestros conceptos, lenguaje, y cultura humana; nos enseñarán las distintas formas, modos, leyes y pensamientos elevados para poder entenderlos, creer en ellos, y evolucionar como criaturas universales hacia nuestro “Hogar Natural”; pero con la mochila bien cargada de experiencias que nos serán útiles para servir a otros seres que están iniciando su trayecto universal en otros universos y mundos; y así eternamente.

Moraleja: Para evolucionar espiritualmente, no necesitamos ser santos, ni creer en ellos; bastaría con creer sinceramente desde el corazón que el Padre universal es “real” yamarlo; creer que verdaderamente somos “sus hijos” y que por lo tanto “Él” también nos ama. Por último, y si de verdad somos capaces de creer en ello, por simple y pura coherencia, creer también que todos los seres humanos somos hermanos.

Lo triste es, que de la enseñanza que Jesús nos dejó con tanta sabiduría y que aplica aquí tan perfectamente “¿conocen todas estas cosas? ¡Felices son si las hacen!”, no somos capaces de llegar más allá de la pregunta, la práctica es otra historia.

Miguel Bustos

jueves, 9 de junio de 2011

Mis Mandalas

Regalos para la mujer

TRECE REGALOS PARA LA MUJER

Un BORRADOR, para que borres de tú historia,
todo lo que te ha hecho daño.

Unas TIJERAS, para cortar lo que te impida
crecer como persona.

Una TINAJA, para añejar el cariño y madurar el amor.

Un FRASCO transparente, para conservar la sonrisa,
y sin tapa para escuchar su alegre sonido.

Un AVE, para que te enseñe a volar alto
y mantener el vuelo.

Una LLAVE, para abrir las puertas de tú corazón.

Unos LENTES, para tener otra visión de la vida.

Unas AGUJAS y FIBRA, para que tejas
sueños e ilusiones.

Un COFRE, para guardar todas las enseñanzas
que construyen y dan vida.

Un RELOJ, sin manecillas para
que dediques todo el tiempo al amor.

Las SANDALIAS, de la ética y la moral
para pisar firme y segura por donde quiera que vayas.

Un CORAZÓN, que te permita perdonarte a ti misma
y a los demás, dando oportunidades
como el universo te las ha dado a ti
cuando te has equivocado.

Un ESPEJO, para que puedas admirar

LA OBRA MÁS PERFECTA:
El ser humano, TÚ.


*Tomado de la red

lunes, 6 de diciembre de 2010

EL AMOR Y LA PACIENCIA




Nada nutre más al amor que la paciencia.
Es la cualidad que nos ayuda a esperar, entender y tener esperanzas.
A veces parece quedar olvidada en un mundo que avanza a doble velocidad.
La paciencia significa mantener la serenidad y la contemplación frente a las desilusiones y los fracasos.

No obstante, queremos acción, queremos soluciones, queremos respuestas. Y queremos que lleguen inmediatamente. Esta filosofía es la responsable de juicios apresurados, que causan mucho dolor y desesperación innecesarios.

En el amor, las respuestas más importantes llevan tiempo, y ese tiempo debe estar lleno de esperanzas y vacío de presiones.

Muchos problemas son sólo sombras que generalmente desaparecen si se tiene paciencia.

Aquellos que realmente aman aprendieron a enfrentar los tiempos difíciles con alegría.

El premio más grande de la paciencia es el amor duradero.

AUTOR DESCONOCIDO

sábado, 30 de octubre de 2010

PACTO DE ALMAS



Con cada persona que forma parte de nuestra vida establecemos un acuerdo de almas.

Esto significa que, mucho tiempo atrás, en el reino de las almas, prometimos tener un encuentro especial, compartir la vida,modelar la experiencia, completar otra alma, al unirnos con ella en esta vida terrenal.

Los acuerdos entre las almas son compromisos para el crecimiento del alma en conjunción con otra. De esta manera, emprendemos el viaje hacia un estado de conciencia y apertura total que los místicos denominan “iluminación” .

Estos compromisos son el motivo por el cual, en ocasiones, sentimos una extraña conexión con otra persona; otras veces, no entendemos que alguien con carácter difícil forme parte de nuestra vida, o nos preguntamos simplemente por qué recorremos la vida junto a alguien, como si existiera un acuerdo tácito que a su vez puede terminarse abruptamente.

Como miembros de esta comunidad de almas reunidas en la vida sobre la Tierra,hemos acordado no sólo recordar a los demás sobre el estado puro original, sino también realizar todo lo posible dentro de la existencia humana, infinitamente cambiante, con el fin de asegurar el crecimientode nuestra propia alma y las de los demás.

Algunas personas vienen al mundo para ser bellas y fuertes, otras para ser complicadas o raras; algunas para morir jóvenes y enseñarnos a travésde la desolación de tan terrible pérdida; otras, para vivir muchos años e instruirnos mediante su sabiduría. Sin embargo, no importa cuál sea nuestro rol, todos formamos parte de este gran destino espiritual que principalmente consiste en recordar nuestra esencia eterna y dirigirnuestros actos hacia la unión final.

Es así que a cada persona que conocemos, en situaciones buenas o terribles, breves o duraderas y cada relación de la que formamos parte representan una pequeña escena en el eterno conjunto humano, cuyo fines el desarrollo del alma.

Al advertir esto, uno podrá asombrarse y comprender que cada persona presente en nuestra vida tiene un importante propósito: el de entrar encontacto con nuestra alma y hacerla crecer; que cada relación existe para agudizar la conciencia de nuestra alma.

Así, ya nadie nos resulta extraño, ninguna relación puede verse comoun error o un fracaso.

A la luz del Espíritu, comprendemos que estamos cumpliendo nuestro rol, en miras a la realización de un plan perfecto y eterno.



De Liliana Calleja a través de Daniel Herber de Reiki Internaciona

domingo, 26 de septiembre de 2010

Me declaro vivo, de Chamalú, indio quechua


Saboreo cada acto. Antes cuidaba que los demás no hablaran de mí, entonces me portaba como los demás querían y mi conciencia me censuraba. Menos mal que a pesar de mi esforzada buena educación siempre había alguien difamándome. ¡ Cuánto agradezco a esa gente que me enseñó que la vida no es un escenario!. Desde entonces me atreví a ser como soy. He viajado por todo el mundo, tengo amigos de todas las religiones; conozco gente extraña: católicos, religiosos pecando y asistiendo a misa puntualmente, pregonando lo que no son, personas que devoran al prójimo con su lengua e intolerancia, médicos que están peor que sus pacientes, gente millonaria pero infeliz, seres que se pasan el día quejándose, que se reunen con familia o amigos los domingos a quejarse por turnos, gente que ha hecho de la estupidez su manera de vivir.

El árbol anciano me enseñó que somos lo mismo. La montaña es mi punto de referencia: ser invulnerable, que cada uno diga lo que quiera yo sigo caminando indetenible. Soy guerrero, mi espada es el amor, mi escudo el humor, mi hogar la coherencia, mi texto la libertad. Si mi felicidad resulta insoportable, discúlpenme, no hice de la cordura mi opción. Prefiero la imaginación a lo indio, es decir inocencia incluida. Quizás, solamente teníamos que ser humanos. El que tú no veas los átomos, no significa que no existan. Por eso es muy importante que sea el Amor lo único que inspire tus actos. Sin Amor nada tiene sentido, sin Amor estamos perdidos. Sin Amor corremos elriesgo de estar de nuevo transitando de espaldas a la luz. En realidad solo te hablo para recordarte la importancia detrás de las palabras, no soy un sabio, solo un enamorado de la vida.

El silencio es la clave; la simplicidad es la puerta que deja fuera a los imbéciles. La gente feliz no es rentable, con lucidez no hay necesidades innecesarias. No es suficiente querer despertar , sino despetar. La mejor forma de despertar es hacerlo, sin preocuparse porque nuestros actos incomoden a quienes duermen al lado..

Recuerda que el deseo de hacerlo bien será una interferencia. Es más importante amar lo que hacemos y disfrutar de todo el trayecto. La meta no existe, el camino y la meta son lo mismo. No tenemos que correr hacia ninguna parte, sólo saber dar cada paso plenamente.

No, no te resistas, ríndete a la vida. Quien acepta lo que es y se habilita para hacer lo que puede encarna las utopías y lo imposible se pone a disposición. La mejor manera de ser feliz es : "ser feliz".
Reconstruye tu raíz y saborea la vida. Somos como peces de mares profundo si salimos a la superficie reventamos. La frivolidad y la intrascendencia condenan la vida a la muerte. Cuando somos más grandes que lo que hacemos, nada puede desequilibrarnos; pero cuando permitimos que las cosas sean más grandes que nosotros, nuestro desequilibrio está garantizado.

El corazón está en emergencia por falta de amor. Hay que volver a conquistar la vida, enamorandonos otra vez de ella. Nuestro potencial interior aflora esponténeamente cuando nos dejamos en paz. Quizá solo seamos agua fluyendo, el camino nos lo tenemos que hacer nosotros. Más no permitas que el cauce esclavice al río, no sea que en vez de camino tengas una carcel.

La infelicidad no es un problema técnico, es el resultado de haber tomado el camino equivocado.

Amo mi locura que me vacuna contra la estupidez.
Amo el amor que me inmuniza ante la infelicidad que pulula por doquier, infectando almas y atrofiando corazones.

El amor es, a nivel sutil, la esencia de nuestra instancia inmunológica. La gente está tan acostumbrada a complicarse que rechaza de antemano la simplicidad.
La gente está tan acostumbrada a ser infeliz que la sensación de felicidad le resulta sospechosa.

La gente está tan reprimida que la espóntanea ternura le incomoda y el amor le inspira desconfianza.
Hay cosas que son muy razonables, objetivas y ... apestan.
Ya no podemos perder el tiempo en seguir aprendiendo técnicas espirituales cuando aún estamos vacios de amor.
Quienes no están preparados para escuchar tienen la recompenza de no enterarse de nada.

Disfruta de lo que tienes, recibe lo que venga, crea e inventa lo que necesites, haz sólo lo que puedas, y fundamentalmente celebra lo que tengas.
La vida es un canto a la belleza, una convocatoria a la transparencia.
Cuando esto lo descubras desde la viviencia, el viento volverá a ser tu amigo, el árbol se tornará en maestro y el amanecer en ritual.

La noche se vestirá de colores, las estrellas hablarán el idioma del corazón y el espíritu de la tierra reposará otra vez tranquilo.
¡ME DECLARO VIVO!

viernes, 23 de julio de 2010

Sobre la importancia de decir que NO


Sobre la importancia de decir que no
Por Paulo Coelho


"Hitler pudo perder la guerra en el campo de batalla, pero terminó ganando algo", dice M. Halter. "Porque el hombre del siglo XX creó el campo de concentración y resucitó la tortura, mostrando a sus semejantes que es posible cerrar los ojos a las desgracias de los demás hombres".
Tal vez tenga razón: hay niños abandonados, civiles masacrados, inocentes en las cárceles, ancianos solitarios, alcohólicos en el fango, locos en el poder.
Pero tal vez no tenga tanta razón: existen los guerreros de la luz, nunca toleran lo inaceptable.


Las palabras más importantes en todas las lenguas son palabras pequeñas. "Sí", por ejemplo. "Amor", "Dios". Son palabras que salen con facilidad, y que llenan espacios vacíos de nuestro mundo.

No obstante, hay una palabra, también pequeña, que nos cuesta decir.

"No".

Y nos sentimos generosos, comprensivos, educados. Porque el no tiene fama de maldito, de egoísta, de poco espiritual.

Cuidado con esto. Hay momentos en los que, al decir "sí" a los otros, uno se está diciendo "no" a sí mismo.

Todos los grandes hombres y mujeres del mundo fueron personas que, en lugar de decir "sí", dijeron un NO rotundo a todo lo que no era acorde con un determinado ideal de bondad y crecimiento.

Los guerreros de la luz se reconocen por la mirada. Están en el mundo, forman parte del mundo, y al mundo fueron enviados sin alforja y sin sandalias. Muchas veces son cobardes. No siempre actúan correctamente.

Los guerreros de la luz sufren por tonterías, se preocupan por cuestiones mezquinas, se consideran incapaces de crecer. Los guerreros de la luz de vez en cuando se creen indignos de cualquier bendición o milagro.

Los guerreros de la luz se preguntan con frecuencia qué están haciendo aquí. Muchas veces encuentran que su vida no tiene ningún sentido.

Por eso son guerreros de la luz. Porque se equivocan. Porque preguntan. Porque continúan buscando un sentido. Pero, sobre todo, porque son capaces de decir que no frente a lo que resulta inaceptable.

A menudo nos pueden tildar de intolerantes, pero es importante abrirse y luchar contra todo y contra todas las circunstancias, si estamos frente a una injusticia o una crueldad. Nadie puede permitir que, a fin de cuentas, Hitler haya establecido un modelo que pueda reproducirse porque la gente sea incapaz de protestar. Y para reforzar esta lucha, es bueno no olvidar las palabras de John Bunyan, autor del clásico Pilgrim´s Progress:

"Aunque haya pasado por todo lo que he pasado, no me arrepiento de los problemas en los que me metí, porque fueron éstos justamente los que me trajeron adonde quería llegar. Ahora, ya cerca de la muerte, todo lo que tengo es esta espada, y se la cedo a todo aquel que quiera proseguir su peregrinaje".

"Llevo conmigo las marcas y cicatrices de los combates, que son testigos de lo que viví, y recompensas de lo que conquisté. Son estas queridas marcas y cicatrices las que van a abrirme las puertas del Paraíso".

"Hubo una época en la que viví escuchando historias de bravura. Hubo una época en la que viví apenas porque tenía que vivir. Pero ahora vivo porque soy un guerrero, y porque quiero estar un día en la compañía de Aquél por quien tanto luché".

En definitiva, las cicatrices son necesarias cuando luchamos contra el Mal Absoluto, o cuando debemos decir que no a todos aquellos que, a veces con la mejor de las intenciones, intentan estorbar el camino que conduce a nuestros sueños.